Category: Pediatría


Durante estas semanas he trabajado en la clínica apoyando la semana de salud bucal en escuelas del municipio de Perote, Ver. El trabajo consiste básicamente en la dotación de cepillos dentales a niños, aplicación de flúor y por su puesto la sesión informativa de salud bucal y técnica de cepillado adecuado.

Algo que me llamo la atención fue un pequeño que durante la sesión nos comento que su mama le ponía flúor todos los días y que no se explicaba porqué sus dientes estaban en tan mal estado. Como la mama de este niño lamentablemente hay muchas otras personas que toman el flúor como la protección máxima para sus dientes pues los fortalece y protege, sin embargo, la realidad de las cosas es mucho más oscura para este elemento que más de uno de nosotros se ha llevado a la boca…

El flúor es un popular mineral que relacionamos con una buena salud dental pero que a ahora empieza a ser cuestionado por los peligros de su exceso. Más información después del salto…

¿Qué es el flúor?

El flúor es un mineral que forma parte del compuesto flúoruro de sodio o sódico que es, por ejemplo, el que se añade al agua de beber (para proteger a toda la población de su déficit)

Beneficios o funciones del Flúor

Entre sus beneficios o funciones más conocidas destaca el de evitar la caries dental y el crecimiento de las bacterias que desarrollan el sarro y es por eso que hemos comentado que se añade a las aguas de uso público.. Los dentífricos o pasta de dientes también suelen llevar el flúor dentro de sus componentes.
También puede ayudar cuando hay un déficit, junto al Calcio y la vitamina D, a tratar la Osteoporosis y a solidificar los huesos.

Los peligros del Flúor

El Flúor, como hemos dicho, nos ayuda a evitar las caries y fortalecer los huesos. Por ello muchos países a partir de los años 50 empezaron a flúorar las aguas de consumo humano. La polémica empezó a surgir años después cuando se empezó a estudiar los peligros de su exceso. Algunos científicos cuestionan que valga como preventivo y afirman que sólo funciona cuando ya hay una caries o el agua que se consume es especialmente deficitaria en Flúor. En algunos países como Suiza ya hace décadas que se dejó de flúorar sus aguas y en otros como Bélgica, se han retirado del mercado todos los productos “enriquecidos” con flúor (chicles, tabletas, enjuagues dentales o colutorios, etc.) ya que no hay unanimidad sobre la dosis mínima segura.

Un exceso de flúor puede manchar y debilitar los dientes para siempre.

¿A través de donde tomamos dosis extra de Flúor sin saberlo?

La dosis de flúor que ya tomamos a través de la flúorización de las aguas parece ser, en general, muy segura pero el problema es que tomamos el Flúor a través de otras vías:

  • Tabletas o chicles enriquecidos con Flúor.
  • Algunas aguas minerales llevan dosis extra o contienen de forma natural cantidades altas de Flúor (suelen ser aguas de alta mineralización y a menudo ya avisan que no la tomen los bebés o embarazadas)
  • La pasta de dientes y los colutorios o enjuagues dentales contienen dosis muy altas pero la absorción a través de la boca es pequeñísima a no ser que NOS LA COMAMOS. Parece una tontería pero hay gente que, especialmente al enjuagarse con el colutorio, siempre ingiere un poco. Simplemente hemos de advertir a los niños de ese peligro (sobre todo con esas marcas comerciales que ya avisan que aportan muchísimo Flúor)
  • La contaminación ambiental (las empresas que manipulan o transforman Aluminio) también favorece el exceso de Flúor a través del aire.
  • Por último avisar que hemos de tener cuidado con las sartenes u otros utensilios hechos con teflón (hecho con átomos de flúor). Tenerlos siempre en buenas condiciones ya que si están muy rayados pueden liberarlo de manera imperceptible.

Conclusiones

La clave está en un cepillado adecuado.

En general no nos conviene tomar dosis extra de flúor si no nos lo recomienda nuestro dentista (odontólogo) u otro profesional de la salud.
La salud de nuestros dientes más que a base de dentífricos con mucho Flúor depende del buen cepillado después de cada comida y de evitar el exceso de azúcar y alimentos refinados.

¿Sabías que…?

Lo sé lo sé, soy guapo...

Algunos medicamentos ricos en Hidróxido de aluminio o suplementos con cantidades muy altas de calcio pueden disminuir la absorción de Flúor. Si por algún motivo hemos de tomar algún suplemento de Flúor lo haremos siempre antes o después de tomar leche u otro lácteo.

Si te interesó el tema y quieres saber un poco más visita estas paginas: http://www.enbuenasmanos.com y odontología pediatrica.com

Anuncios
Cuando era mas joven alguna vez vi a un niño que me impresionó, tenia un cuerpo pequeño y frágil y su cabeza era gigantesca, lo cargaba su mama y le cubría casi todo el tiempo con una manta para que otros niños lo vieran. En esos tiempos la vida me dio una lección muy cruda “los niños pueden llegar a ser muy crueles” y esto por que cada vez que veían a dicho niño se burlaban de el y le lanzaban toda clase de apodos e insultos. El pasar del tiempo me mostró que aquel niño sufría una condición llamada hidrocefalia, hoy recuerdo aquel episodio con ganas de saber lo que hoy…y de esa manera haber explicado a esos niños que molestaban al pequeño que sin duda vivía con el complejo de su apariencia y como decimos coloquialmente con el agua hasta el cerebro.

La hidrocefalia, es una enfermedad grave que se caracteriza por la acumulación de líquido cefalorraquídeo en los espacios del cerebro y del cráneo. Más despues del salto…

El líquido cefalorraquídeo, en condiciones normales se produce en casi medio litro diario y después de circular al interior de los ventrículos cerebrales, que son las cavidades que existen en el interior del cerebro y que se comunican entre sí, es reabsorbido por el torrente sanguíneo y sustituido para una nueva dotación.

Pero cuando se acumula o se produce de más, aumenta la presión en el interior de la cavidad intracraneal y comprime el cerebro, lesionándolo a veces de forma irreversible.

En la mayoría de los casos, la hidrocefalia se desarrolla cuando un ventrículo cerebral se bloquea, lo que puede generarse por un crecimiento exagerado de tejidos, hemorragia cerebral, inflamación o traumatismo cerebral, inflamación o traumatismo en la cabeza y en casos excepcionales, se debe a la producción excesiva de líquido cefalorraquídeo a causa de un tumor cerebral.

Esta enfermedad puede ser:

  • Congénita: Cuando se produce durante en embarazo por malformaciones cerebrales que impiden la circulación del líquido cefalorraquídeo. Esta enfermedad es relativamente frecuente, ya que afecta aproximadamente a uno de cada mil nacidos, sobre todo prematuros.Cuando un bebé nace con hidrocefalia, presenta la cabeza deforme y de tamaño grande, anormal. Suele llorar constantemente y vomita con frecuencia y a menudo tiene movimientos espásmicos. Si la enfermedad se desarrolla al inicio de la formación fetal, presenta daño cerebral considerable.Por lo general, alrededor de la mitad de los bebés que nacen con hidrocefalia, llegan a morir, entre los que son sometidos a cirugía y sobreviven, menos de la mitad no presentan problemas de inteligencia y el resto sufre diversos grados de deficiencia mental o neurológica.
  • Adquirida: Es causada por lesiones o enfermedades cerebrales en el transcurso de la vida. Entre las más frecuentes están los tumores, hemorragias intracraneales o infecciones como la meningitis. Otras causas pueden ser infecciones virales transmitidas por la madre durante el embarazo, defectos congénitos o alguna lesión durante el parto.Si se desarrolla en la infancia cuando los huesos del cráneo ya están unidos y cerrados, produce un aumento de la presión en el cráneo y en el mismo cerebro. Este tipo de hidrocefalia puede deberse a enfermedades que afecten el cerebro, entre ellas la meningitis, la encefalitis, o un absceso o tumor cerebral. Es posible que los síntomas incluyan un intenso dolor de cabeza, alteraciones mentales, vista borrosa, vómito, mareo y coordinación deficiente.
  • Normotensa, es la hidrocefalia que se presenta en personas mayores y se manifiesta por alteraciones mentales, por lo regular se le confunde con Alzheimer y otros padecimientos cerebrales degenerativos.
    Se desconoce la causa aunque algunos enfermos tienen antecedentes de lesiones en la cabeza y meningitis.


¿Cómo se diagnostica la hidrocefalia?

La hidrocefalia se diagnostica mediante una evaluación neurológica clínica y mediante el uso de técnicas de imágenes craneales tales como la ultrasonografía, la tomografía computarizada (CT), las imágenes de resonancia magnética (MRI) o técnicas de vigilancia de la presión.


¿Cuál es el tratamiento actual?

La hidrocefalia se trata con más frecuencia mediante la colocación quirúrgica de un sistema de derivación. Este sistema desvía el flujo del líquido cerebroespinal de un lugar dentro del sistema nervioso central a otra zona del cuerpo donde pueda ser absorbido como parte del proceso circulatorio.

Una derivación es un tubo silástico flexible pero robusto. Un sistema de derivación consiste en el tubo, un catéter y una válvula. Un extremo del catéter se coloca en el sistema nervioso central – las más de las veces dentro del ventrículo en el interior del cerebro, pero, también, puede ser colocado dentro de un quiste o de un lugar cercano a la médula espinal. El otro extremo del catéter se coloca normalmente dentro de la cavidad peritoneal (abdominal), pero también puede colocarse en otros lugares dentro del cuerpo, tales como en una cámara del corazón o en una cavidad en el pulmón donde el líquido cerebroespinal puede drenar y ser absorbido. Una válvula situada a lo largo del catéter mantiene el flujo en una dirección y regula la cantidad de flujo del líquido cerebroespinal.


¿Cuáles son las posibles complicaciones de un sistema de derivación?

Los sistemas de derivación no son mecanismos perfectos. Entre las complicaciones pueden figurar:

  • Falla mecánica
  • infecciones
  • obstrucciones
  • y la necesidad de prolongar o reemplazar el catéter.
Algunas complicaciones pueden conducir a otros problemas tales como drenaje excesivo o drenaje insuficiente.
  1. El drenaje excesivo ocurre cuando la derivación permite al líquido cerebroespinal drenar de los ventrículos con más rapidez que aquella a la que se produce. Este drenaje excesivo puede hacer que los ventrículos se colapsen, rompiendo vasos sanguíneos y ocasionando dolor de cabeza, hemorragia (hematoma sutural) o ventrículos escindidos (el síndrome de ventrículos escindidos).
  2. Ocurre drenaje insuficiente cuando el líquido cerebroespinal no sale con suficiente rapidez y los síntomas de la hidrocefalia vuelven a aparecer.

    Si te burlas toma!!!


¿Cuál es el pronóstico de la hidrocefalia?

Desgraciadamente no se ha comprendido bien el grado en el que la descompresión ( el alivio de la presión o incremento del líquido cerebroespinal) después de una cirugía de derivación pueda reducir o invertir el daño del cerebro.

Las personas afectadas y sus familias deberían estar conscientes de que la hidrocefalia presenta riesgos para el desarrollo tanto cognoscitivo como físico. Sin embargo, muchos niños a los que se les ha diagnosticado el trastorno se benefician de terapias de rehabilitación e intervenciones educativas que les ayuda a llevar una vida normal con pocas limitaciones. El tratamiento mediante un equipo interdisciplinario de profesionales médicos, especialistas en rehabilitación y expertos educativos es vital para un resultado positivo.

El tratamiento de los pacientes con hidrocefalia salva y sostiene la vida del paciente. Si se deja sin tratar, la hidrocefalia progresiva, con raras excepciones, es mortal.