El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer, mediante un comunicado de prensa, que el excesivo consumo de jugos y licuados podría provocar desequilibrio nutricional en las personas.

La información dada a conocer por el doctor Juan Gabriel Tenorio Cortez, jefe de Nutrición del Hospital General de Zona número 30 del IMSS, menciona que los trastornos en el metabolismo provocados por una dieta basada en la ingesta de estas bebidas son obesidad, diabetes y desnutrición.

Sin embargo, a pesar de que su consumo aporta al organismo nutrientes como carbohidratos, minerales y vitaminas, el especialista afirma que no se debe abusar de su ingesta, sobre todo cuando forman parte de una “dieta milagro”. Recomienda que la dieta de las personas, sobre todo el desayuno, no debe estar basada únicamente en jugos y licuados ya que esto conduciría a las personas a una desnutrición proteica.

La información proporcionada por el organismo médico indica que estas bebidas pueden formar parte de la alimentación común de las personas, pero que la cantidad recomendada es de un vaso de 240 mililitros. Si éste se consume en el desayuno debe ir acompañado de cereales, verduras y frutas sin licuar.

Indica que las personas que padecen diabetes o hipertrigliceridemia deben evitar beberlas, pues existe una alta presencia de edulcorantes empleados para endulzar las infusiones. Y agregó que las frutas, de manera natural, ya contienen fructuosa.

El especialista destacó que lo más adecuado es consumir frutas sin licuar ya que así se aprovecha también la fibra natural contenida en la cáscara de estos alimentos.

Para finalizar, el doctor Tenorio Cortez afirmó que aquellas personas que ingieran estas bebidas como parte de un tratamiento para reducir de peso lo hagan bajo supervisión médica; pues hacerlo sin control, podría traducirse en el aumento de los niveles de glucosa en el organismo, padecimiento conocido como hiperglicemia.

Vía: De 10.com.mx

Anuncios